Categorías
Mi olla gitana Radio

la Mami internacional

En este primer domingo de mayo buena parte de las personas nos encontramos separadas (físicamente) de nuestras madres a causa del amenazante COVID–19

Seguramente haya muchas maneras de darles las gracias, expresarles el amor que sentimos y aprovechar su día para disculparnos por algo dicho o hecho

Madre, mother, mamma, mãe, mère, Mutter, mare, ama, nai, 妈妈, الأم, मां…

Tan excepcional como ellas ha sido revisar temática en mi programa 📻 No Mires Hacia Atrás [NMHA], he aquí ambos resultados:

vol. 40 Mamá (emitido el 30 de abril de 2015)*

vol. 233 Amor (de Madre) incondicional (30 de abril de 2020)

-con música de: Sidney Bechet, Los Choqueros, Manolo Escobar, El Fary, Camilo Sesto, Rosa Zaragoza, Zoé, Dfideliz y Omar Montes

pódcast vol. 233 No Mires Hacia Atrás
…y casi 1000 canciones más que tengo preseleccionadas para una sesión conceptual.

*Valga el texto que redacté para aquel divertido especial, de hace un lustro -en el que pinché música de Alberto Iglesias, Orishas, Chico César, Ernie K-Doe, Mamá, Almodóvar & McNamara, Scissor Sisters y David Guetta (feat. Nicki Minaj y Afrojack)-:

Durante el primer domingo de mayo, en nuestro país, se honra a todas las madres del mundo. Y como buen hijo que soy haré lo propio: con el respeto y amor que merecen.

Desde la diosa Tierra (conocida como Gea o Gaĩa), ¿Cuántas enormes mujeres no han sabido concebir las complejas civilizaciones de nuestra historia humana y divina?

A priori, me gustaría rendir tributo a esa etérea madre universal, a la física madre naturaleza, a la poderosa matriarca, a las futuras madres, a la independiente madre soltera, a la protectora, a la altruista, a la educadora, a la madre que todo lo perdona, a la que siempre se preocupa, a la madre-amiga y, por supuesto, a ¡La madre que me parió!

E incluso, ¿por qué no?, a cualquier otra persona que ejerza tal rol sin necesidad de estar emparentada biológicamente con el niño o la niña -ya sea padre, abuela, tía o una (casi) siempre malquerida madrastra-. A la colonialista madre patria, a la severa madre superiora o a la dogmática Inmaculada Concepción, a las madres consentidoras, controladoras, despreocupadas, ausentes… -porque pienso que ningún adjetivo es negativo para una madre-.

También quisiera dedicarlo a quienes de alguna manera sufren algún tipo de complejo de Edipo, o han sufrido una injusta pérdida temprana de su progenitora, un incomprensible abandono o, simplemente, la cada vez más frecuente y dura distancia…

Mamma mia!

‘No puedo estar allí hoy’ – Billy Bragg

Por Miguel

webmaster (del universo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.